Se acercan las fiestas de navidad, Nochevieja y con ellas, la necesidad netamente femenina de verse coqueta y resaltar entre el resto de las personas. Para muchas mujeres, el centro de atención se ubica en el vestido escogida para las fechas. Subestimando, la importancia y el papel protagónico que pudiesen cobrar los accesorios que acompañan al vestuario.

Y es que, así como pueden pasar inadvertidos, objetos y adornos que acompañen a la ropa, por el contrario se pueden convertir en protagonistas y resaltar un traje aburrido, o aún más lamentable, puede hundir un outfit que pudo haber sido la estrella del momento. Tal es su importancia para estas fechas, en este sentido, veamos aquellos accesorios que se convertirán en centro de atención, para este fin de temporada.

Zapatos

Lógicamente, nadie espera que el complemento de ese hermoso vestido, sean unos pies descalzos, así que tienes que usar un calzado, pero no tienes por qué conformarte con cualquier zapato. Selecciona aquellos, que parezcan encajar con tu vestido de manera perfecta. Si el vestido es de líneas sencillas, en una sola gama de colores o en tonos pagados, puedes jugar un poco, y optar por zapatos de un color llamativo.

En todo caso, procura que se trate de zapatos cerrados, cómodos y que te queden perfectos. No tienen que ser de tacón aguja, pues no aguantarás las fiestas con ellos puestos. Las plataformas y sandalias que expongan los dedos, déjalas para épocas más informales y veraniegas.

Aretes, pulseras, anillos y collares

Esta temporada, el carácter minimalista será tendencia. Así que esa debe ser tu máxima en combinaciones de joyas: Menos es más. Por lo tanto, si alguna de tus joyas es excesivamente grande o brillante, deberías sólo optar por ello. Para vestidos con cuello cubierto, deja de lado los collares y pulseras, y opta mejor por un anillo que centre la atención en él y unos aretes de tamaño mínimo.

Clutch o un bolso de mano

Toda mujer, que quiera demostrar coquetería, buen gusto y vanguardia en su forma de vestir, no debe olvidar la importancia de contar con un bolso de mano, preferiblemente de colores festivos, asociados a la fecha y que se relacione con los colores del vestido.

Las carteras que cuelgan al hombro y los grandes bolsos, no son adecuados para la ocasión así que mejor déjalos en casa.

Maquillaje

Puedes practicar con antelación el maquillaje que utilizarás. La máxima en maquillaje, indica no excederse al punto de parecer que usas una máscara. Por ello, si quieres que el centro de atención sean tus ojos, lleva la boca en tonos claros y viceversa. Aunque, debes considerar que si se trata de un maquillaje nocturno, si debe ir un poco más cargado que en el día, y con mayor énfasis en la boca. De lo contrario, podrías lucir pálida.

Cabello

Procura llevarlo de manera que refleje tu estilo. Aunque claro, los colores llamativos tal vez debas dejarlos para otras ocasiones más informales. Más bien, intenta no inventar con colores que no hayas probado antes. Ya que no sabes cómo pueda quedarte. En cuanto al peinado, procura que sea lo más sencillo posible, sin mucha elaboración, que podría dañarse rápidamente, con el pasar de las horas y los movimientos. Aunque claro, esto no significa que luzcas desaliñada. De preferencia, es recomendable llevar el cabello recogido en un bonito peinado.

Uñas

Con respecto a las uñas, la tendencia apunta a que se llevaran en tamaño medio, más bien cortas que exageradamente largas, en hermosos colores asociados a los días festivos. Con predilección en las uñas en gel.